A raíz de la Sentencia dictada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea de fecha 14 de septiembre de 2.016 se ha puesto en primer lugar de la actualidad mediática la indemnización de este tipo de trabajadores.

Los contratos interinos, en principio, son contratos temporales, nunca indefinidos, y existen dos tipos; los primeros (interinidad por sustitución) se realizan para cubrir el puesto de trabajo de otro trabajador que lo deja de forma temporal, pero tiene derecho a la reserva del puesto de trabajo (incapacidad temporal, excedencias forzosas, descanso por maternidad, etc…). Los segundos (interinidad por vacante) se dan para cubrir los puestos vacantes mientras se realizan las pruebas de selección (oposiciones), hasta que se cubra dicho puesto. A estos segundos contratos nos vamos a referir en este artículo.

El plazo máximo durante el cual se puede prolongar estos contratos de interinidad por vacante es de tres años, que es el tiempo máximo que legalmente tienen establecido para convocar las oposiciones y cubrir la plaza vacante, y pasado dicho plazo los trabajadores interinos pasan a ser indefinidos no fijos (no son fijos, ya que las vacantes por ley solamente se pueden cubrir por personas que han superado las oposiciones).

La problemática planteada es que estos contratos de interinidad antes de la sentencia de Europa, cuando se extinguían porque el puesto vacante se cubría, no se tenía derecho a ninguna indemnización, al contrario que el resto de contratos temporales, los cuales si tenían derecho a una indemnización de 12 días de salario por año trabajado. El Tribunal Europeo ha considerado que esta circunstancia era una situación de discriminación injustificable. Los tribunales españoles han venido estableciendo a raíz de dicha sentencia, una disparidad de indemnizaciones que iban desde los 8 días por año trabajado hasta los 12 días por año trabajado, pero el Tribunal Supremo en una recientísima sentencia de fecha 28 de marzo de 2.017 ha fijado de forma definitiva que la indemnización para los trabajadores de la Administración llamados interinos indefinidos no fijos debe establecerse en 20 días por año trabajado, como si fuera un despido objetivo.

Como todo en la vida, las circunstancias cambian, y la interpretación de las leyes y el criterio del Tribunal Supremo también pueden cambiar, pero de momento esta es la decisión y solución que se ha adoptado por nuestro más alto tribunal español.

Share This