El pasado día 12 de mayo de 2.019, entró en vigor la obligación de todas las empresas de registrar la jornada diaria de sus trabajadores. Esta obligación viene impuesta por el Real Decreto-Ley 8/2019, de 8 de marzo.

En el registro diario de la jornada se debe indicar la hora de inicio y la hora de finalización, y debe ser individualizado por cada trabajador. El sistema para realizar dicho registro, de momento es libre, y se puede realizar mediante cualquier medio, pero siempre se debe garantizar la fiabilidad e invariabilidad de los datos. Los simples calendarios o cuadrantes realizados por la empresa no sirven.

La empresa tiene la obligación de guardar dichos registros durante 4 años, permaneciendo a disposición de trabajadores, representantes legales de los trabajadores e inspección de trabajo y Seguridad Social.

El incumplimiento de esta medida a partir del día 12 de mayo de 2.019 puede llevar a posibles sanciones administrativas por parte de la inspección de trabajo, que van desde los 626 Euros hasta los 6.250 Euros.

 

Foto de negocios creado por rawpixel.com – www.freepik.es</a>

Share This