Imagina que te proponen que el contrato que vas a firmar se va a cumplir con seguridad. Que las posibilidades de que haya un pleito posterior, en relación a su cumplimiento, son casi nulas. ¿Te parecería interesante?. Y, si eres empresario, ¿cuánto reduce tu riesgo comercial, en contratación de pólizas de seguro, riesgos financieros,…,?.

¿Qué son esos Smart Contracts? Sencillamente contratos que se programan, es decir, el contrato que todo el mundo está acostumbrado a escribir sobre un papel llevado a un lenguaje de código informático, el cual se auto-ejecuta conforme a lo pactado sin posibilidad de que nadie lo incumpla. Para que te hagas una idea, imagina la máquina de refrescos en la que introduces un euro y te da el refresco seleccionado. Ha sido la propia máquina la que ha ejecutado la orden, y si no introduces el dinero exigido no te da el refresco. Sin intermediarios. Los contratos inteligentes son algo parecido, aprovechándose de la tecnología blockchain.

Esto se usa tanto para transacciones de bienes digitales como reales (Ej: entrega de mercancías, venta de entradas,..), así como para transmisiones de derechos y títulos (como una compraventa de vivienda), y a medida que vayan avanzando las nuevas tecnologías y el Internet de las Cosas (IoT) su utilización se irá extendiendo.

Y en Innova, no sólo sabemos lo que son, sino que sabemos cómo hacerlos.

 

Foto: Creado por Nikitabuida – Freepik.com

 

Share This